25/8/11

VIGILIA DE NÁCAR



Duerme el corazón y sueña
envuelto entre el aroma de mis sábanas,
como una joya engarzada
en el recóndito infinito de una mirada.
Sueña, sí, sueña…
Y son los sueños mar y cielo
devorando distancias de alboradas,
batir de alas que se agitan en el viento
deteniendo su vuelo en la quietud del alma.
Sueña un mundo de imágenes,
de utopías alcanzadas,
de manos siempre abiertas,
de caminos que se bifurcan entre la vigilia
y el sueño, entre el silencio y la nada.
¡Ay, corazón!
Sigue soñando, de tus desvelos
soy la maga.

Les dejo su Web para que la visiten, es maravillosa Poeta.