16/8/11

SILENCIO




El templo de Dios está dentro de tu alma. Penetra en esa quietud y permanece allí en adoración . En ese lugar sagrado no hay intranquilidad, ni búsqueda, ni esfuerzo alguno.

Sumérgete en el silencio de la soledad.

Penetra en el íntimo Santuario de tu Alma. Recuerda y toma plena conciencia de lo olvidado que está Dios, que mora en tu interior.

No necesitamos huir hacia la selva para buscarle: podemos encontrarle en medio de la jungla de la vida cotidiana, en la gruta del silencio interior.

La verdadera oración es una expresión genuina del alma, un impulso que brota de ella; es un hambre de Dios que surge de muy adentro y que le manifestamos ardiente, silenciosamente.

Habla constantemente con Dios en tu interior, amale, adórale, bésale, abandónate, El conoce todas tus necesidades.¡ A El la gloria !

Les dejo su Web para que la visiten, hoy a mi me dejo paz en mi alma.
Gracias Marian por trasmitirme, Paz, Fé y Esperanzas.